viernes, junio 09, 2006

Tamil

Mañana sábado, 10 de junio, a las 19:30 en el salón Constitución de la VII Feria Internacional del Libro de Santa Cruz presentaré el libro de prosas Tamil. Además de invitarlos a asistir -cosa que alegraría la noche-, copio, a continuación, como muestra, uno de los textos contenidos en ese volumen.

Actos

Los actos, nuestros actos, pasan por encima de nosotros. Ellos nos transcurren hora tras hora repetitivos y recurrentes: gestos, miradas. Nos vienen con tan gran mareo que no sé explicar cuál frenética llamada me dice desde tu cuerpo los días en que te apareces frente a mí especialmente hermosa (desde aquí esto ocurre con cada vez mayor frecuencia) y que nos lleva hacia aquel tocarse que al descuido (o con mucho cuidado) han encontrado para sí el dorso de nuestras manos. A veces estás tan cerca que no sé si me contengo porque debo o porque puede más esa vieja minusva­lía que no permite reventar lo que vive adentro.

Yo tengo, amiga, al igual que tú (parece), una manera razonable de recurrir a los días; soy de los que comúnmente se dicen conscientes y pertenezco a todos aquéllos (los amanerados de casa) que han transformado su moverse en un ritual de formas para agradar al otro. Lo que tú no sabes (y puede que no sea tan secreto) es que por otro lado en mí aguarda una difícil bestia que se ha criado entre lo oscuro que no muestro. Una que quiere corromper las maneras en lo que esto hemos convertido, que quiere de una vez beber el lado izquierdo y saberte entre mi sed mordiéndonos al vernos, acariciando sin dudar, jadeando aun si alguien oye que es grotesco. Oculto a esta bestia de tus quizás desprecios, aunque en el fondo siento que tu deseo es a ella a quien sí busca.

Pero un día, tal vez como cualquier otro, dejarás entre lo recurrente de tus actos, acaso inconsciente, la fisura de una grieta; entonces, a partir de allá, serás esa una primera, última y sin retorno. Y entre el frenético vértigo que lloverá mientras me anido tampoco sabrás si fui yo (aquél que es tan compuesto y de modales) o el burdo animal a quien abrigo, el que al fin en ti se entró, y se ha instalado para vivir copulando sin descanso con cada una de las bestias que en ti también, en su negro rincón agazapadas, moran, y que tú, por lógico pudor, no me comentas.

2 Comments:

Blogger Sergi Bellver said...

Es una pena que esta sensación de mundo menguante y universo expandido, esta multiplicación gozosa (tener noticia de más gentes que escriben y vibran) que tiende puentes aquí y allá, instantáneos, de orilla a orilla, no pueda traspasar lo real.

Porque estaría bien poder acudir a esa cita. Pon una cámara y micro ¿no? Es broma...

Me gusta cierta limpieza, cierto pulido que tienen tus textos.

12:07 p.m.  
Blogger Torumano said...

Sergi, supongo que muy pronto -acaso en un universo paralelo que no podemos ver pero que se entrelaza - la gente se traslade a través de su holograma. ¿Te imaginas la presentación de un libro y la sala llena de los hologramas del público invitado?

Gracias por querer asistir.

2:36 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

eXTReMe Tracker