miércoles, mayo 03, 2006

El sentido del paraíso

Cuando todo se acabe ya no habrá importado qué sabor hubiera tenido tu boca, si me hubieras querido o me hubieras odiado. Un humo con olor a carbones viejos vendrá en lugar de tu ombligo. Ya ves, mujer, cuando todo se clausure, no tendrá ningún sentido la palabra cielo.

2 Comments:

Blogger jorge angel said...

¡Claro!, qué va a importar ya nada, cuando todo se acabe, si hubo reciprocidad de sentimientos o no, nada, ¡Qué filosófico!

Abrazos

10:02 a.m.  
Blogger Sebastian Molina said...

Por eso es que la vida es lo que hay que celebrar! Y de la mejor manera posible!
Va un abrazo desde esta esquina, un poco más cerca del cielo... (recuerdas? ya me trasladé) :)

12:09 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

eXTReMe Tracker