viernes, febrero 24, 2006

El suplantador


Nadie sabe quién habita su propio interior, quién ha ocupado cada una de sus laberínticas vísceras, los labios y las uñas, el imposible de imaginar, lugar del pensamiento, la almendra del alma, y desde allí, espléndido suplantador, habla y habla.

1 Comments:

Blogger gaspar said...

Yo habito mi propio interior.Estoy seguro de eso.Voy y vengo como Pancho por su casa.Soy el dueño, el amo de mi habitación.Y sería estupendo, si ese hijo de puta que está en mi exterior y que se cree el propietario de todo, no pretendiera hora a hora, día a día, sacarme, callarme,matarme.

9:37 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

eXTReMe Tracker