martes, marzo 24, 2009

Mina de oro

Vos probablemente nunca has sido minero. En una mina, especialmente si es de oro, todo está magnetizado. Hay un no sé qué en el ambiente. Y, cuando llueve, las cosas se paralizan, los caminos se desmoronan, nadie puede tomar ni una pizca del mineral, porque en estas zonas se pone gredoso, intratable y feroz.

Pero los otros días, los días de sol, se ve desde lejos a los mineros de la planta afanados en medio de una polvareda de los mil demonios que te entra por las narinas hasta llegar a alguna parte del alma, entonces tus pocas luminosidades quedan atoradas y una oscuridad de codicia abarca las miradas. Se puede sentir en cada brazo la necesidad de las chispas de oro, que quedaron fijas en tus impresiones de cuando los garimperos bateaban con gran habilidad la rica arena y se iban depositando las pepitas sobre el sombrero de bronce.

Cuando el mineral ha sido procesado, la carga que se obtiene parece como si tuviera sombras, todos saben que es muy rica, que bastaría una bateada habilosa para convertirla en relucientes granitos del metal amarillo, que algunos van a colocar en sus cajas de plástico para venderlo en la ciudad, haciendo cola ante el joyero. Pero aquí el patrón manda mezclar la carga con mercurio, y el tambor gira que gira. Ahora bastará el fuego, el fuego del soplete para reducir todo a lingotes, riqueza inaccesible, apilada para llevar a Santa Cruz. Yo he visto surgir del fuego el río de oro. Todos conocen el sentido del oro, mientras la tarde se enfurece y llueve, acaso porque los espíritus elementales intentan frenar la rapiña de ese mineral tomado de sus dominios sin permiso y sin bendición. Vaya a saber quién, por qué caen los rayos y el cielo estalla en trompetas de trueno que hacen temblar hasta los huesos.

Entonces los ojos se bajan, se mira la tierra y comprendemos que ningún polvo es tan valioso, porque de él provenimos, y a él regresamos, inevitables, como material de deshecho, colas de la gran minería del mundo, que no produce oro, sino que se devora a si mismo, para emitir las radiaciones que le corresponden, y donde nosotros no tenemos parte en el negocio, de modo que salimos urgidos, plomo de desecho, por su enorme alcantarilla.

Etiquetas: , ,

1 Comments:

Blogger David TTT said...

Hola.
Antes de nada, perdona que te escriba esto como un comentario, pero es que no vi tu email en el tu blog
Soy el webmaster de publizida.es

Publizida BLOG'S es un ranking / directorio de clasificación de blogs en español, creado con el único propósito de dar a conocer los mejores blog's

Registrando su blog en Publizida BLOG'S accederás al servicio de estadísticas gratuitas y podrás participar en el TOP.RANKING
También puedes acceder a la valoración que los usuarios hacen de su página.

Y lo mas importante...
darte a conocer y aumentar el numero de visitantes a tu BLOG de manera totalmente gratuita.


Si te interesa puedes darte de alta

ALTA DIRECTORIO DE BLOGSo visitanos en ......

DIRECTORIO DE BLOGSHTTP://PUBLIZIDA.ES


Muchas Gracias por tu tiempo... y disculpa si no fue la mejor manera de darme a conocer.

Un saludo.

DAVID T.
Webmaster de Publizida.es

5:12 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home

eXTReMe Tracker