domingo, septiembre 20, 2009

Eliseo y Jazael


La Biblia, como su propio nombre nos indica, es un libro hecho de muchos libros. En ellos encontramos historias sorprendentes. Sabemos que esas historias guardan enseñanzas ocultas, que los ojos del profano no pueden revelar, pero igualmente no podemos dejar de admirarnos por sus narraciones y su tono mágico. En este pasaje elegido de Reyes II 8, ver 7-15, oímos la historia de Jazael, que parece ser un funcionario del rey de Aram (Siria), quien tomado de la codicia a causa de la profecía emitida termina asesinando al rey. No se relatan los conflictos psicológicos, ni los procesos subjetivos. El texto claramente objetivo abre un resquicio en el que se nos permite ver cómo el futuro influye en las acciones del presente:

«Fue Eliseo a Damasco. Estaba enfermo Ben Abad, rey de Aram, y le avisaron diciendo: “Está aquí el hombre de Dios”. El rey dijo a Jazael: “Toma contigo un presente y vete a ver al hombre de Dios, y consulta por mí a Jehová si curaré de esta enfermedad”. Fue Jazael a su encuentro, llevando consigo un presente, todo lo mejor que había en Damasco, la carga de cuarenta camellos. Llegado, se presentó a él y le dijo: “Tu hijo Ben Adad, rey de Siria, me manda a ti para preguntarte: ¿Curaré de esta enfermedad?” Eliseo le respondió: “Ve y dile: Tú curarás”, pero Jehová me ha revelado que él morirá”. El hombre de Dios puso sus ojos sobre Jazael y los fijó en él hasta hacerle enrojecer; luego se puso a llorar. El se preguntó: “¿Por qué lloras mi señor?” Y Eliseo le respondió: “Porque sé el mal que vas a hacer a los hijos de Israel; incendiarás sus ciudades fuertes, pasarás a cuchillo a sus mancebos, estrellarás a sus niños y abrirás el seno a sus preñadas”. Y Jazael dijo: “Pues ¿qué es tu siervo, este perro, para hacer grandes cosas?” Y Eliseo respondió: “Jehová me ha revelado que serás rey de Aram”. Jazael dejó a Eliseo y volvió a su señor, que le preguntó: “¿Qué te ha dicho Eliseo?” Y él respondió: “Me ha dicho: Curarás”. Al día siguiente cogió Jazael una manta, la empapó en agua y la puso sobre el rostro del rey, que murió. Jazael le sucedió.»

6 Comments:

Blogger Paola said...

Queda la sensación de que el hecho de conocer la predicción de boca de Eliseo, hubiese despertado la ambición en Hazael, impulsándolo a ejecutar el primer acto que conllevaría el cumplimiento de la profecia… Pero probablemente no, porque al afirmar esto, tacitamente se estaria sugiriendo que el profeta con sus palabras induce en cierto modo a la acción “mala” desde la raiz.

10:50 p.m.  
Blogger Torumano said...

La lectura que propongo no lleva a esa conclusión. Acaso sus ramificaciones sean más complejas. No acostumbro desarrollarlas, más bien dejarlas en mano del transeúnte, en este caso del Blog.

En el texto, el futuro está ya escrito, si se quiere, ya ejecutado. El profeta se lamenta de una realidad evidente para sus ojos, llora ya por los hechos venideros, como si éstos hubiesen sucedido. Jazael guarda en su corazón la codicia. Es un actor del drama que ya ha ocurrido en la eternidad. Solamente un alma que pueda mirar en sí mismo lo monstruoso podría arrepentirse y cambiar. Jazael no ha llegado a ese nivel de ser. Jazael asesinará al rey de todas maneras. Ha estado esperando su muerte. Eliseo lo sabe pues es un hombre completo. Y no le corresponde a él cambiar la mecánica en la que los personajes inconscientes de su papel repiten las escenas vida tras vida.

5:52 p.m.  
Blogger Paola said...

Algo de su respuesta me recuerda una idea que menciona Borges en uno de sus cuentos, de una secta que profesaba que la historia es un circulo y que nada es que no haya sido y que no será. Y claro no pretendo encasillar sus palabras en esa idea… algo debía decir, porque que se puede responder ante su acertada apreciación… Gracias por la respuesta.

11:57 p.m.  
Blogger Jahir Guerrero said...

Aquí hay una clave en lo que respecta al destino. El pasaje se puede ver de las dos formas planteadas. Para mí se puede resumir en esta pregunta: ¿Hazael habría cometido el asesinato si Eliseo le hubiera hablado? Para mí no, en mi caso porque no creo que el destino esté escrito.

7:07 p.m.  
Blogger Jahir Guerrero said...

Quise decir "si Eliseo no le hubiera hablado"

7:08 p.m.  
Blogger Paola said...

Mucho tiempo sin pasar por este blog tan agradable...
Jahir, no comparto tu opinión y no necesariamente tiene que ver con lo que mencionas... pero que bueno que tu comentario me haya traído de nuevo por acá... Saludos. Y saludo cordial para torumano.

10:00 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

eXTReMe Tracker