lunes, octubre 31, 2005

¿Qué es la sabiduría?

Uno se pregunta, ya desde hace bastante tiempo, como una pregunta que emerge más que una pregunta que se formula, ¿Qué es la sabiduría? ¿En qué consiste ese destilado de comprensión del mundo? ¿Es una comprensión del mundo o es una interpretación del mundo? La lejanía que yo experimento con relación al mundo es tan grande que no me siento parte de su accionar, sin embargo mi cotidianidad se empeña en mostrarme lo contrario: el espantoso despertar con un sueño interrumpido gracias a las alarmas electrónicas de tu teléfono celular, el ritual de hacerse la barba, la pequeña huída de la ducha donde el agua bendice y aprovechas como quien observa un tesoro que se llevan los segundos para meditar en cosas como ésta que escribimos, luego el desayuno siempre en soledad porque los que viven contigo tienen otros horarios y entran y salen como impulsados por el horror de llegar, y en el ómnibus las personas apretadas, desconcertadas esperando la estación para bajar, y en el trabajo la rutina de los días, del despacho de la correspondencia, las reuniones para decirnos que trabajamos, y la cita con el amigo, apretados por irnos, simplemente porque sentimos que tenemos que irnos, probablemente a tirarte sobre el sillón de la sala y mirar qué sucede en el mundo a través de la televisión, y lo que sucede siempre es violencia, porque eso es lo que se puede contar, y antes de dormir, te abstraes para continuar leyendo el libro que llevas cargando hace varios meses, pero ya todo aquello te ha agobiado, entonces te vence el sueño pero tienes que cumplir tu deber y configurar el despertador para mañana, y luego vienen los sueños, sueños acelerados donde la felicidad también ha huido porque cualquier momento vas a despertar. Entonces piensas ¿Qué es la sabiduría? Y vuelves a dormir, cinco minutos más por favor, cinco minutos para sentir que nos hundimos sin saber del mundo.

2 Comments:

Blogger gaspar said...

Y entonces ¿qué es la sabiduría? ¿Sólo sé que no sé nada? Y me dormí en cinco minutos.

3:54 p.m.  
Blogger gaspar said...

La sabiduría se llamaba Sofía.Ella tenía cincuenta años y estaba enamorada; y yo,con mis burlas y mi desamor,tenía diecisiete.
Entonces ella me dijo:Vos también vas a envejecer.

4:05 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

eXTReMe Tracker